Revolución lírica

Revolución lírica

12 julio, 2018 0 Por Ellie D. Santiago

Los poetas y poetisas del siglo XXI triunfan entre sus lectores impulsados por la viralidad de las redes sociales

 

La poesía, ese género literario que parecía sentenciado al olvido, ha encontrado la manera de hacerse leer gracias a las posibilidades que ofrece el universo online. La llamada nueva generación de poetas, compuesta por jóvenes que comparten su talento con la pluma a través de Internet, consigue llegar a miles de personas, cargada de versos frescos y dinámicos,  gracias a redes sociales como Instagram y Twitter.

Desde el año 2000, todos los meses de octubre tiene lugar en Bilbao el festival Bilbaopoesía, un certamen cultural que tiene por objetivo acercar y difundir el género lírico entre los ciudadanos. Este año Bilbaopoesía se adelantó al mes de marzo, celebrándose entre los días 15 y 23, ambos inclusive. El motivo, según se explica en la página web de actividades culturales gestionadas por el Ayuntamiento de Bilbao, fue el deseo de que el festival se iniciara el Día de Blas de Otero (15 de marzo) y coincidiera, asimismo, con el Día Mundial de la Poesía (21 de marzo).

Anne Invierns, David Olivas, Lae Sánchez y Diego Ojeda (de izq. a drcha.). @MueveTuLengua

La gran novedad de esta edición tuvo lugar el día 16, y consistió en un recital ofrecido por autores y autoras que publican sus escritos bajo el sello Mueve Tu Lengua; entre ellos estuvo presente el fundador de la editorial, el poeta y cantautor Diego Ojeda. Le acompañaron el poeta David Olivas y las poetisas Lae Sánchez y Anne Invierns, en una velada que, como todas las que se ofrecieron a lo largo de la semana, tuvo lugar en el salón de actos de la biblioteca de Bidebarrieta, en el Casco Viejo bilbaíno. Uno a uno, desgranaron varias de sus respectivas composiciones, en ocasiones con la guitarra y la melodiosa voz de Diego como telón de fondo. Todo un deleite para los sentidos que, tras concluir, dio paso a un espacio de tiempo en el que los asistentes pudieron charlar cara a cara con todos ellos y pedirles firmas y fotografías. Los cuatro artistas se despidieron de la ciudad con la promesa de regresar lo antes posible, agradecidos por la gran acogida que había tenido el recital y también sorprendidos, puesto que, según declararon, jamás habrían imaginado que el primer evento en el que participaban en Bilbao fuera a cosechar tanto éxito.

 

Nueva poesía

Mueve Tu Lengua, que hasta septiembre del año pasado se hacía llamar Frida Ediciones, es la única editorial en España, por el momento, cuyas publicaciones literarias giran íntegramente en torno a la poesía y la prosa poética. El proyecto cuenta con una larga lista de autores y autoras, algunos de los cuales se hallan entre los de mayor éxito en cuanto a poesía contemporánea en Fnac, La Casa del Libro y las librerías de El Corte Inglés. Uno de los más destacados es Defreds (pseudónimo de José A. Gómez Iglesias) con poemarios como Historias de un náufrago hipocondríaco, 1775 calles o su primera obra, Casi sin querer, que en año y medio cosechó 60.000 copias vendidas. Otra gran conocida de la poesía de la actualidad es SrtaBebi, cuya identidad se mantiene en el anonimato incluso para el más de medio millón de seguidores que tiene en su cuenta de Twitter. Conocida en los círculos de Internet por la irreverencia y el sarcasmo que destilan sus palabras, tanto su primera obra, Amor y asco, como su último poemario, Indomable. Diario de una chica en llamas, encabezan las grandes recomendaciones de la poesía contemporánea.

¿La poesía se adapta al público, o es el público el que se adapta a la poesía? David Olivas, autor del poemario Serendipia, opina que ambas opciones son correctas. “Por un lado, muchos de nosotros (los poetas y poetisas) escribimos acerca de cosas que nos ocurren; por otro, nuestros lectores recogen lo que hemos escrito y vinculan lo que leen a personas o a sucesos que ellos mismos han vivido”, afirma. Subraya que, precisamente por eso, a menudo una persona lee un poema y siente que lo han escrito expresamente para ella, y que de esa forma se crea lo que él llama “un vínculo precioso”. Para resaltar aún más esa idea, concluye: “Un amigo mío, que es escritor, me dijo una vez que escribiera sobre las cosas que me ocurrieran porque, de esa forma, no me equivocaría nunca. Y han resultado ser palabras muy ciertas, porque siempre habrá alguien que haya vivido aquello sobre lo que he escrito”.

Ilustración de Mi chica revolucionaria, poemario de Diego Ojeda.

Diego Ojeda, cuya última publicación literaria es Compañera Galáctica, piensa que no se trata de que un elemento se adapte al otro, sino de que se produzca un punto de encuentro entre ellos de forma natural. “Durante mucho tiempo, por A o por B, la poesía ha vivido una etapa de desencuentro con los lectores. Lo que se está viviendo en estos momentos es un proceso de reencuentro”, declara. Y está convencido de que, en ese proceso de reencuentro, las plataformas digitales han sido un apoyo inmenso. “Las redes sociales son un pequeño gran altavoz en el que compartir pensamientos, sentimientos, imágenes… Que, además, tienen la ventaja de viralizarse muy rápidamente”, expone. David Olivas sostiene la opinión de su compañero al respecto, y añade que el boom de las redes sociales es muy favorable para el género en cuanto a que antes la poesía se leía en petit comité, mientras que ahora existe la oportunidad de organizar eventos para ello; eventos en los que las colas de gente dispuesta a escucharles son inmensas. “Además, si una persona escribe en Internet, aunque sea para sí misma, siempre cabe la posibilidad de que un editor encuentre sus escritos y decida que merece la pena darles una oportunidad”, dice.

 

Fenómeno en BookTube 

Otra de las grandes responsables de esta revolución poética es YouTube, una plataforma en la que no solo poetas y poetisas encuentran formas innovadoras y creativas de dar sus versos a conocer, sino donde cada vez más personas, las llamadas booktubers, se dedican a recomendar tanto poemarios como poetas. Una de esas personas es Raquel Brune, administradora del canal Raquel Bookish, que cuenta con más de 30.000 seguidores y que ha dedicado varios vídeos de su canal a hablar exclusivamente de poesía. En uno de ellos, titulado ¿Cómo leer poesía? ¿Por qué leemos poesía? Recomendaciones de poesía moderna, explica que en su adolescencia su interés por la poesía era nulo, porque el único contacto que tenía con ella eran los ejemplos de poesía clásica que aparecían en sus libros de texto, con los que no conseguía conectar a nivel emocional. “Una puede sentarse a leer una novela por muchos motivos: porque el tema que trata le interesa, porque quiere aprender, porque desea evadirse… Pero la poesía no se lee para aprender ni para evadir nada, porque al leer un poema te empapas de lo que sea que te esté pasando por la cabeza en ese momento”, argumenta.

“Lo que una desea cuando lee un poema es experimentar una conexión, sentir que esas palabras hablan solo para una misma”, dice esta joven booktuber. Además, establece un paralelismo entre el acto de leer poesía y el egocentrismo, puesto que lo que busca al leer un poema son aspectos que le resulten relevantes, y cree que la gran mayoría de las personas persiguen ese mismo objetivo. “Es bastante más probable que te apetezca sentarte a leer poesía cuando tienes algo dentro de ti que te hace pensar o sentir mucho”, añade.

En ese mismo vídeo Brune, que además publicó recientemente su propio poemario, El diario inconstante, recomienda cuatro de sus poemarios predilectos, todos obra de autores nacionales: Y yo a ti, de Sara Búho; Te lo diré bajito… qué bueno que viniste, de Lae Sánchez; Antes de convertirnos en piedra, de Sergio Chico; y uno de los fenómenos que inició la revolución poética: Baluarte, de Elvira Sastre. Fuera de las fronteras españolas, hay dos autoras que son una constante en sus recomendaciones: por un lado está la hindú Rupi Kaur, autora de The sun and her flowers y de Milk and honey, que fue traducido al castellano por la propia Elvira Sastre bajo el título de Otras maneras de usar la boca; por el otro, la tailandesa Lang Leav, autora de poemarios como Love & Misadventure (Amor y desventura en España) y Lullabies. Subraya que a la hora de leer poesía es importante explorar mucho, con el fin de encontrar a aquellos autores con los que se vaya a sentir más afinidad y, ante todo, recomienda no forzarse a leer poesía, puesto que su lectura parte de un anhelo personal, no de imposiciones. Porque, como diría Diego Ojeda, “la poesía es el más pacífico de todos los lenguajes, y por eso es tan necesaria”.