Rafael de la Rosa, escritor novel  «Que una obra dinoporno pueda ser buena me perturba mucho»

Rafael de la Rosa, escritor novel
«Que una obra dinoporno pueda ser buena me perturba mucho»

9 julio, 2018 0 Por Miranda G. Lera

Rafael de la Rosa es un fanático de los dragones y de las historias de ciencia-ficción y fantasía. Su blog, Dragón Mecánico, une la parte científica de lo mecánico con la fantástica del dragón. Este joven neurobiólogo sevillano autopublicó en noviembre de 2017 su primera novela, titulada Hijas de Lilith: El legado de la sangre. Embarcado en una nueva aventura con la editorial Cerbero, el escritor publicará en julio su primera obra dinoporno: Compañeros de caza.

El escritor Rafael de la Rosa. @dragonmecanico

La magia en su novela Hijas de Lilith: El legado de la sangre está basada en un sistema de sangre. ¿Tiene su faceta de biólogo algo que ver con ello?
Sí. Antes de ponerme a escribir la novela hice un estudio genético sobre la herencia de la magia de las brujas que, en ese caso, está ligada al sexo, al cromosoma X en concreto. Por eso, las hembras pueden llegar a tener hasta un 100% de sangre de bruja y los machos sólo hasta un 50%. Pero tener cromosoma X no es suficiente, tienen que intervenir otros factores que se revelarán en el futuro de la mano de una bruja científica que investiga sobre ello.

¿Se podría considerar como una forma de empoderamiento de la mujer el hecho de que represente a los hombres con un máximo de 50% de sangre de bruja y a las mujeres con hasta el 100%?
Claro, el libro entero en realidad es un poco metafórico. Están las brujas, que son sobre todo mujeres pero también hay hombres, que se enfrentan a los cazadores, en su mayoría hombres. Además, los cazadores captan a brujos varones diciéndoles que las brujas no los van a aceptar, por lo que terminan trabajando para los cazadores pensando que están haciendo algo bueno. O sea, es feminismo contra machismo.

Y esa reivindicación del feminismo también lo representa con la maternidad de la protagonista. De alguna manera le da la vuelta al concepto mujer embarazada, mujer débil.
Sí. La protagonista tiene un 50% de sangre de bruja, por lo que se la podría considerar una bruja mediocre. Pero no sé si saben que en los casos de diabetes gestacional, por ejemplo, la mujer tiene problemas de glucosa en sangre debido a los requerimientos de azúcar del feto. Inspirado en eso y pensando que madre e hijo comparten sangre, a medida que avanza el embarazo, el porcentaje de sangre de bruja aumenta afectada por la de su hija.

Su primera novela fue autopublicada. ¿Tiene pensado optar de nuevo por este método en sus próximos proyectos o prefiere opciones más tradicionales?
Al principio estaba aterrado porque era mi primera obra publicada y, además, sin editorial ni nadie que me promocionase. Pero la novela ha tenido muy buena aceptación. Aunque publique con editorial la promoción la haré igualmente porque hoy en día las editoriales organizan, si acaso, una presentación en alguna librería y poco más. Algunas historias piden ser publicadas en editorial porque cuadran bien con su catálogo, pero hay otras a las que les tengo tanto cariño que quisiera publicarlas personalmente. Voy a intentar mezclar un poco.

Portada de Compañeros de caza. Editorial Cerbero

Se presentó al concurso #CachavaYBoina de la editorial Cerbero y, aunque su relato no forme parte de la antología que se ha publicado, le ofrecieron convertirlo en una novela corta.
En realidad, la novelette, que se publica en julio, no tiene nada que ver con el relato. Es una novela de dinoporno que se titula Compañeros de caza. Hay un autor estadounidense, Chuck Tingle, que escribe porno de dinosaurios con hombres y que estuvo nominado en los Premios Hugo por el libro titulado Invasión anal del velociraptor espacial. Por curiosidad he leído fragmentos y empezó a rondarme una idea por la cabeza porque esto lo tenía que hacer, pero bien. Sexo con dinosaurios bien hecho. Creo que he creado algo muy bueno y, que diga que una obra de dinoporno puede ser buena me perturba mucho.

En su blog menciona varios proyectos pendientes, pero hay dos que llaman mucho la atención. El primero es el Proyecto SIM. ¿Qué puede contarnos sobre ello?
El Proyecto SIM hace referencia a las siglas Seres Inteligentes Mágicos en el que llevo el debate sobre si las inteligencias artificiales son personas a un mundo de fantasía donde los magos crean autómatas dotándolos de inteligencia mágica en vez de artificial mediante chips.

¿Y acerca del Proyecto Óxido?
Es maravilloso. Los personajes me encantan y el hecho de estar escribiéndolo con Manu, mi pareja, me hace mucha ilusión. El proyecto en sí pertenece al subgénero steampunk. Es una versión alternativa de nuestro mundo en el que Iberia está en guerra con Britania. Las dos protagonistas, que son de Britania, trabajan para una sociedad secreta y se dan cuenta que hay una especie de fallo en la realidad porque, a veces, se abren portales interdimensionales por los que se cuelan bestias. Ambas se encargan de contrarrestarlos y de desactivar los portales, convencidas de que son los ibéricos los verdaderos culpables.

¿Cómo es la experiencia de escribir a cuatro manos? ¿Repetiría?
Me está gustando, aunque a veces nos tiramos un poco de los pelos porque cada uno es el editor del otro. Repetiría siempre y cuando sea un proyecto que pida las cuatro manos. Éste, en concreto, pide ser escrito por dos personas. La historia consta de dos partes: la primera está contada por un personaje y la segunda por otro.

Una de sus mayores preocupaciones es la integración de personajes LGBTI+ en la literatura. ¿Cómo cree que ha evolucionado su representación en los últimos 10 años?
Ha evolucionado, que ya es algo. Personajes LGBTI+ ha habido siempre, pero estaban bajo la etiqueta de amigos o de amigas que se dan la mano. Lo que se ha hecho ha sido quitar esa etiqueta y ahora hay personajes que son claramente lesbianas, gais, bisexuales o transgénero. Pero falta poner a personas normales. Es decir, el personaje gay puede ser calvo o despreciable; y la mujer trans, un desastre como persona.

¿Hay algún autor o autora en especial que le guste por la buena representación que tiene la comunidad LGBTI+ en sus obras?
Va a sonar a peloteo porque es muy amiga mía, pero me encanta Rocío Vega. Lo hace todo muy natural. De hecho, para mí es una referente.