La venganza de Ariadna de Alba Quintas   Juntas somos mucho más fuertes

La venganza de Ariadna de Alba Quintas
Juntas somos mucho más fuertes

26 febrero, 2019 0 Por Ellie D. Santiago

Portada de La venganza de Ariadna, realizada por Alba González

La venganza de Ariadna

Autora: Alba Quintas Garciandia

Ilustraciones: Inma Moya

Editorial: Nocturna (2019)

Nº de páginas: 296

Precio: 15€

La obra más reciente de Alba Quintas (Madrid, 1994) es una de esas novelas que todo el mundo debería conocer. Gran parte de su impacto recae no en la trama sino en la evolución que sus protagonistas, Astrid y Martina, experimentan a lo largo de ella. A ese desarrollo se le suman una serie de reivindicaciones que hacen de esta historia una lectura imprescindible para lograr construir una sociedad mejor.

Cabe destacar la visibilización de la diversidad. La autora introduce al colectivo LGBT+ con una pluma natural y sensible, haciendo uso además del lenguaje inclusivo. La venganza de Ariadna es una gran aportación a la desestigmatización de las personas bisexuales, que a día de hoy aún son blanco de muchos prejuicios. También ayuda a desmentir la creencia —totalmente errónea— de que nuestros mayores (abuelos, tíos, incluso padres) de ninguna manera podían formar parte del colectivo, ya que nacieron y crecieron en una época en la que la identidad sexual o de género que se saliera de la norma se consideraba un delito.

La venganza de Ariadna ha sido escrita por y para el feminismo. En un mundo en el que a las mujeres se nos alienta a competir entre nosotras para ser perfectas y complacientes con los demás, esta novela hace especial hincapié en lo importante que es que nos apoyemos y cuidemos mutuamente. Astrid no conoce de nada a Martina y sin embargo cuando ella aparece frente a su casa, sola y asustada, no duda en acogerla, escucharla y brindarle ayuda en la medida de sus posibilidades. Su gesto constituye un canto a la sororidad y transmite un mensaje muy necesario en los tiempos que corren: juntas somos mucho más fuertes. Al mismo tiempo se destaca el amor por una misma como un valor que hay que cultivar cada día, rompiendo a su vez una lanza en favor de trastornos como la ansiedad y la depresión, que aún se consideran un tabú.

Por extensión, La venganza de Ariadna supone una denuncia contra la violencia de género, que continúa siendo un problema social a escala mundial. Aunque parezca mentira, en la actualidad defender los derechos de la mujer de forma contundente podría muy bien considerarse un sinónimo de pintarse una diana en la espalda. Los obstáculos pueden abarcar desde meros insultos hasta agresiones físicas y Astrid no constituye la excepción: es una activista feminista declarada y la historia refleja los problemas a los que debe enfrentarse por ello. A pesar de todo no solo no flaquea, sino que además se las ingenia para dar la vuelta a la situación en su favor.

La reina es la pieza más poderosa, la que más libertad tiene, pero también es la primera a la que se ataca. Como nosotras