365 días

365 días

26 octubre, 2018 0 Por Miranda G. Lera

Los días se hacen más cortos y las noches más largas. Poco a poco nos acercamos más a la oscuridad y a los espíritus de los muertos. Las puertas del Inframundo se abren de nuevo, por una noche, para que las almas de los que ya no están se reencuentran con sus familiares en el mundo de los vivos.

Octubre es oficialmente el mes de las brujas, de los hechizos, de las calabazas con sonrisa maléfica. También es el mes en el que, desde 2016, se activa la iniciativa #LeoAutorasOct. Este movimiento, puesto en marcha gracias a las redes sociales, tiene como objetivo dar visibilidad a las autoras, sin importar el género, la nacionalidad o la época. Por eso plantea el reto de que, durante los 31 días del mes, se lea, comparta y recomiende libros escritos únicamente por mujeres.

Por activa y por pasiva, la literatura escrita por mujeres ha sido invisibilizada desde tiempos remotos. En prácticamente todos los géneros se edita a menos mujeres, a quienes a su vez se da menor difusión en medios y en las propias librerías, lo que origina que se vendan menos… y así entramos en un círculo vicioso del que resulta muy difícil salir.

15 de octubre, día de las escritoras. @leoautoras

Las editoriales se escudan en esa bajada de cifras en las ventas para, en efecto, editar menos libros de autoras. Por ello, es necesario que las editoriales pongan activamente de su parte, publicando a más mujeres e incentivando que envíen sus manuscritos sin miedo a ser rechazadas por su género, sobre todo cuando se tratan de escritos del género fantástico, ciencia-ficción o terror. Porque claro, cuando pertenecen al género juvenil o romántica ellas son las primeras en la lista para ser publicadas por ser considerados géneros menores y con mayor peso en la sensibilidad y, por tanto, exclusivos de las mujeres. O esas son las excusas que pretenden poner para menospreciar el trabajo de las escritoras. Con esto no quiero decir que todas las editoriales hagan lo mismo; como en todo, hay excepciones.  

Habrá personas que estarán de acuerdo con lo expuesto, otras no compartirán mi humilde opinión. Habrá gente que vea necesaria esta iniciativa, otros, en cambio, la verán discriminatoria. A estos últimos les digo que el problema existe. Solo hace falta levantar la cabeza y observar lo que ocurre a nuestro alrededor para comprobarlo. Si en nuestra vida diaria vivimos situaciones discriminantes, como por ejemplo, la brecha salarial o que en una redacción de periódico las mujeres se dediquen a lo que se suele denominar “secciones de mujeres” (moda, belleza, gente, decoración…), ¿cómo no va haber diferencias entre la literatura de hombres y la de mujeres?

Iniciativa de leer autoras en octubre. @leoautoras

Y no sabéis lo que os perdéis al no leer un libro publicado por una mujer. Las autoras suelen escribir más sobre mujeres. En sus obras hay más protagonistas femeninas, y como hay más, son más variadas, y como son más variadas, son más interesantes, más humanas, más reales.

Esto no quiere decir que las mujeres no representen personajes masculinos en sus obras. Lo hacen y, además, de una manera más real porque los hombres también lloran y tienen miedo. En líneas generales, acabas identificándote con algún personaje ya que siempre habrá alguno en el que te veas reflejada o reflejado, ya sea por sus circunstancias personales o por las situaciones que vive a lo largo de la historia.

Por ello, hay que transformar esta iniciativa en hábito: que las escritoras tengan una presencia significativa y permanente en nuestras listas de libros pendientes. Porque hay autoras, muchas y muy buenas, con historias interesantísimas que desgraciadamente nos estamos perdiendo porque no salen a la luz.

Ya que las editoriales no están por la labor de visibilizar a las mujeres en la literatura (repito, existen excepciones), lo tenemos que hacer nosotras y nosotros. De nada sirve visibilizar a las escritoras durante un mes si el resto del año nos olvidamos de la iniciativa. Por ello, lee, comparte y recomienda libros escritos por mujeres los 365 días del año.